El día que Christian Nodal estuvo al borde de la muerte

La fama puede ser algo extraordinario para muchos, pero para los artistas conlleva riesgos, especialmente cuando tienen que viajar de un lugar a otro para cumplir con sus compromisos. Hace casi cuatro años, Christian Nodal vivió un momento desesperante cuando su aeronave sufrió un percance que casi le arrebata la vida. Corría el año 2020, y el cantante mexicano llevaba una agenda apretada, pasando más tiempo en su avión privado que en su propio hogar. Fue precisamente en uno de estos viajes que el intérprete de "Adiós amor" estuvo al borde de la muerte cuando su aeronave estuvo a punto de estrellarse.

El cantautor compartió su experiencia aterradora en Twitter: "Después de que esta noche casi se cayera mi jet como que le agarre más valor y amor a la vida…". Sus seguidores se preocuparon ante esta noticia, pero Nodal aclaró que todo se debió al mal tiempo en ese momento y que los daños eran reparables. "Todo bien, solo fue el mal clima y dañitos reparables. Los amo", señaló Nodal, tranquilizando a sus seguidores.

El incidente trajo a la memoria de muchos la trágica muerte de Jenni Rivera en un accidente aéreo el 9 de diciembre de 2012, cuando viajaba en su jet privado con su equipo de trabajo. La aeronave fue encontrada totalmente destruida en El Tejocote, en Iturbide, Nuevo León. Pero Jenni no fue la única figura conocida en perder la vida en un accidente de aviación; el famoso actor Pedro Infante, conocido por su papel en la Época de Oro del cine mexicano, falleció a los 39 años en un trágico accidente aéreo.

En el mismo año que Nodal sufrió su percance, el mundo se conmocionó por la trágica muerte del basquetbolista Kobe Bryant en un accidente de helicóptero mientras se dirigía a un partido de su hija Gianna y sus amigas. Tanto Kobe como las otras siete personas a bordo perdieron la vida en el accidente.

Recientemente, el actor Christian Oliver también sufrió un trágico destino cuando falleció el 4 de enero de 2024 junto a sus dos hijas, Matilda y Annik, en un accidente de avioneta en el mar Caribe. Christian tenía 51 años y sus hijas, 12 y 10.

Estos eventos nos recuerdan que, incluso en la vida de los famosos, el peligro puede acechar en los cielos. A pesar de la emoción y el glamour que rodean la fama, la seguridad en el transporte aéreo sigue siendo una preocupación constante para quienes tienen compromisos que los llevan de un lugar a otro en sus jet privados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir