La lujosa residencia de Ana Patricia Gámez en Miami

La presentadora mexicana Ana Patricia Gámez, de 32 años de edad, tomó una decisión significativa en 2017 al abandonar su apartamento para establecerse con su esposo, Luis Martínez, y sus dos hijos, Giulietta y Gael Leonardo, en una impresionante residencia en Miami, Florida. Con esta mansión, Ana Patricia finalmente logró realizar su anhelado sueño americano.

Situada estratégicamente en la ciudad del sol, esta propiedad no solo ofrece un confort excepcional, sino que también se convierte en un auténtico oasis de entretenimiento para los miembros más jóvenes de la familia.

En una entrevista con TVyNovelas, la ganadora de Nuestra Belleza Latina 2010 describió esta vivienda como su 'sueño americano'. Con un amplio espacio de estacionamiento y extensas áreas verdes en el frente y la parte trasera de la casa, esta residencia se presenta como un refugio de bienestar.

La sala de estar, ubicada junto a la entrada principal, cuenta con dos sofás blancos con capacidad para siete personas y una elegante mesa de centro de vidrio con patas de madera blanca. En esta sala, una acogedora chimenea se convierte en el punto focal para reuniones familiares durante las frías noches de invierno.

El comedor, que presenta sillas que siguen el mismo diseño que los sofás en blanco y el mismo patrón, cuenta con una mesa de madera con capacidad para ocho comensales, iluminada por un impresionante candelabro suspendido del techo.

Justo al salir de la sala de estar, nos encontramos con la sala principal, donde un sofá negro en forma de 'Ele' puede acomodar cómodamente a diez personas. La cocina, de encanto sencillo, incluye una despensa en tono café y una isla central donde Ana Patricia disfruta cocinando junto a Giulietta.

La habitación de la primogénita se presenta como un cuento de hadas moderno, con una cama de princesa, ropa de cama en tonos rosa, un sofá a juego y un papel tapiz que transporta a un bosque encantado en tonos rosados. Mientras tanto, la recámara de Gael, en tonos arena, alberga una cuna blanca que alguna vez perteneció a su hermana. La habitación está equipada con un cambiador, un espejo, una mesa de esquina, una lámpara de noche, una alfombra, un librero y otros toques decorativos.

El extenso jardín, con amplias áreas verdes y una tentadora piscina, se convierte en un santuario perfecto para disfrutar de los calurosos veranos y mantener la elegancia en medio de las altas temperaturas.

Para aquellos interesados en conocer más detalles sobre esta lujosa residencia, pueden ver el video adjunto al final del artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir