Lupillo Rivera,

La gestión de la herencia de Jenni Rivera ha sido objeto de intensa especulación y controversia desde el trágico accidente aéreo que cobró la vida de la conocida "Diva de la Banda" en 2012. Este evento desencadenó una serie de preguntas acerca de cómo se distribuirían sus bienes y cómo esto afectaría las relaciones en la dinastía Rivera. Lupillo Rivera, hermano de Jenni, ha confirmado que sus hermanos solo se comunicaban con él y con Jenni cuando necesitaban dinero. Esto arroja luz sobre la dinámica financiera en la familia Rivera.

En particular, ha surgido la interrogante de si los hermanos de Jenni Rivera se beneficiaron económicamente tras su fallecimiento. Lupillo Rivera ha compartido que él y su hermana eran quienes proporcionaban apoyo financiero a varios de sus parientes antes de la partida de Jenni. Esta revelación plantea cuestionamientos sobre la gestión de los recursos y quiénes desempeñaron roles financieros clave en la familia.

La situación se ha vuelto más compleja debido a las percepciones divergentes de algunos miembros de la familia sobre cómo se manejaron los negocios y activos dejados por Jenni. Chiquis Rivera, hija de Jenni, junto con sus hermanos, ha enfrentado desafíos y tensiones con otros miembros de la familia Rivera en medio de la incertidumbre sobre el legado financiero de su madre.

Además, las decisiones relativas a la administración de la herencia han generado divisiones internas en la familia. Ha habido disputas acerca de quién debería asumir la responsabilidad de ciertos aspectos y quién debería beneficiarse de las inversiones y propiedades legadas por Jenni.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir