Nunca había visto tantos niños así

La Policía de Ecuador ha anunciado la captura de uno de los presuntos responsables en la masacre que conmocionó al país y a la comunidad internacional. Este ataque violento dejó como resultado la trágica muerte de una madre embarazada y sus cuatro hijos, todos ellos asesinados por sicarios.

El individuo detenido ha sido identificado como Byron M., conocido con el alias de "Borreguito". Su aprehensión está relacionada con el asesinato de una ciudadana y cuatro niños, un evento que tuvo lugar el pasado 11 de diciembre. Los niños víctimas de este crimen tenían edades que oscilaban entre los 5 meses y los 7 años de edad. La madre, que además estaba en estado de gestación, lamentablemente falleció debido a la gravedad de las heridas que sufrió durante el violento ataque. Su deceso se produjo cerca de la medianoche del miércoles 13 de diciembre, mientras se encontraba hospitalizada.

Las autoridades policiales de Ecuador han manifestado que continúan con las investigaciones con el objetivo de identificar y detener a los demás responsables de este atroz homicidio. El crimen tuvo lugar en Guayaquil, una ciudad del suroeste de Ecuador que se caracteriza por su alta tasa de violencia, en gran parte debido a la presencia del narcotráfico y bandas criminales en la zona.

Es importante señalar que el ataque no tenía como objetivo a la familia de la madre y sus hijos, sino a otras personas que residían en la casa vecina. Durante la inspección de la vivienda, las autoridades encontraron explosivos. El trágico suceso ocurrió en la noche del lunes, cuando un grupo de hombres armados llegó a la residencia y abrió fuego indiscriminadamente. El único sobreviviente de este brutal ataque fue el padre de los niños.

El sepelio de los menores tuvo lugar en la tarde del jueves, mientras que la familia tiene previsto enterrar a la madre el viernes 15 de diciembre, en una dolorosa despedida.

Esta masacre se enmarca en un contexto de creciente violencia en Ecuador, donde, según la Defensoría del Pueblo, al menos 455 niños y adolescentes fueron asesinados entre enero y septiembre del año en curso. Además, el Observatorio Ecuatoriano de Crimen Organizado informó en su reporte semestral que los homicidios de jóvenes entre 15 y 19 años se incrementaron en un alarmante 500% entre enero de 2019 y junio de 2022 en el país sudamericano. Esta situación se agrava debido a la presencia activa del narcotráfico y las bandas criminales.

En un período de cinco años, comprendido entre 2018 y 2022, los homicidios se cuadruplicaron en Ecuador, alcanzando un récord de 26 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2022. Según los expertos, esta cifra podría aumentar significativamente este año, llegando a los 40 asesinatos por cada 100.000 personas. La situación de violencia en el país es motivo de profunda preocupación y requiere de medidas urgentes por parte de las autoridades para abordar esta problemática en crecimiento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir