Otro conflicto, por los hijos.

Este artículo aborda la reciente situación entre la cantante colombiana Shakira y el exfutbolista español Gerard Piqué. A pesar de que la separación de la pareja fue anunciada en junio de 2022, nuevos conflictos han surgido, especialmente en lo concerniente a sus hijos y propiedades en común.

Texto traducido y adaptado:

Después de que Shakira y Gerard Piqué anunciaron su separación en junio de 2022, un proceso de divorcio largo y complicado siguió. Este proceso no solo ha afectado la dinámica familiar sino también ha tenido implicaciones en sus carreras y finanzas personales. Recientemente, han surgido nuevas diferencias entre ellos, principalmente relacionadas con la custodia y el bienestar de sus hijos, Milan y Sasha, así como la venta de una propiedad compartida en Barcelona.

La cantante colombiana Shakira, conocida por su talento musical, ha utilizado su situación personal para impulsar aún más su carrera, lanzando trabajos que, aunque no mencionan directamente a Piqué ni a su nueva pareja, Clara Chía, reflejan sus sentimientos tras la ruptura. Por otro lado, Piqué, exjugador del Barcelona, ha estado involucrado en diversas controversias y especulaciones sobre su vida personal.

El paparazzi Jordi Martín, conocido por seguir de cerca el proceso de Shakira y Piqué, reveló en el programa "El Gordo y la Flaca" que las discrepancias actuales entre la ex pareja están relacionadas con las vacaciones escolares de sus hijos y la venta de su casa en Barcelona. Según Martín, Piqué estaría ejerciendo presión sobre Shakira para que acceda a vender la propiedad, lo cual podría estar relacionado con un caso que la cantante aún tiene pendiente con la Hacienda en España.

En cuanto a la custodia de los hijos, se había establecido que Milan y Sasha vivirían con Shakira en Miami, y que Piqué tendría derecho a verlos diez días al mes. Sin embargo, el exfutbolista busca aprovechar un vacío legal, ya que el acuerdo firmado en Barcelona no fue ratificado en Miami, para obtener más tiempo con sus hijos.

Este caso continúa desarrollándose y es un claro ejemplo de cómo las decisiones personales de figuras públicas pueden tener un amplio impacto en sus vidas profesionales y personales, así como en las de sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir