Rosie Rivera

A más de diez años de la muerte de Jenni Rivera, la familia de la cantante continúa generando controversia y captando la atención mediática. En un episodio reciente, las declaraciones de Rosie Rivera, hermana de la desaparecida artista, han causado revuelo tras ser sometidas a un análisis por Maryfer Centeno, quien pone en duda la congruencia entre lo expresado por Rosie y su lenguaje no verbal al hablar sobre la defunción de la conocida "Diva de la Banda".

Para fundamentar su análisis, la grafóloga Centeno presentó un fragmento de una entrevista con Rosie Rivera pero decidió silenciar el audio para que los espectadores se enfocaran únicamente en las expresiones faciales. Centeno instó a la reflexión diciendo: "¿Qué opinas de este rostro? Imagínate tú que estás hablando de una situación muy dolorosa, no voy a poner el sonido, nada más quiero que veas las expresiones faciales, mira pareciera que está hablando de algo que le da gusto".

El estudio que realizó Centeno no sólo subrayó la actitud de Rosie, calificándola de pícara o complaciente en medio de un tema que se presume sombrío, sino que también identificó cambios en su expresión facial, pasando de una mueca de irritación a una sonrisa que insinuaba satisfacción. Este comportamiento fue aderezado con una actitud de coqueteo ante las cámaras, según describió la especialista en grafología.

La experta invitó al público a cuestionar la coherencia de Rosie Rivera al recordar los eventos trágicos, sugiriendo una posible discrepancia entre lo que sus palabras decían y lo que su cuerpo expresaba. Estas observaciones han alimentado el debate entre quienes siguen la saga de la familia Rivera y buscan comprender la complejidad de sus dinámicas internas.

El punto álgido de la entrevista que Centeno analizaba se centraba en el instante en que los hermanos Rivera identificaban los restos de Jenni, particularmente cuando Rosie describía cómo se verificó una cicatriz en la espalda de la fallecida cantante.

Tal análisis sobre las manifestaciones gestuales y faciales de Rosie Rivera al contar estos hechos introduce interrogantes sobre la sinceridad de sus emociones, alimentando así la constante controversia que rodea al legado de Jenni Rivera y a los que ella dejó atrás.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir