Todos se sorprendieron con la autopsia

Matthew Perry, conocido por su papel en la exitosa serie "Friends", falleció a causa de los "efectos agudos de ketamina" y posterior ahogamiento, según revela el informe de la autopsia publicado por la Oficina del Médico Forense de Los Ángeles. Este informe indica que se encontraron niveles significativos de ketamina en la sangre de Perry, un medicamento utilizado en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Los efectos letales principales de esta sustancia incluyen la sobreestimulación cardiovascular y la depresión respiratoria.

El trágico suceso tuvo lugar el 28 de octubre, cuando Matthew Perry fue encontrado flotando boca abajo en su residencia de Malibú. En ese momento, las autoridades descartaron la posibilidad de un acto criminal. Perry, de 54 años, fue hallado "inconsciente en un jacuzzi independiente", según informó un portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles.

El informe de la autopsia revela que el actor estaba recibiendo terapia de infusión de ketamina para tratar sus problemas de depresión y ansiedad. La ketamina, además de sus usos médicos y quirúrgicos como anestésico, es conocida como una droga recreativa debido a su capacidad "disociativa", que implica una desconexión entre la mente y el cuerpo, y puede producir efectos alucinatorios y psicodélicos de corta duración.

El último tratamiento registrado de Perry tuvo lugar aproximadamente una semana y media antes de su trágico fallecimiento, un período de tiempo considerable más allá de lo esperado para que la ketamina aún estuviera presente en su sistema.

Un asistente de Perry descubrió su cuerpo inconsciente al regresar a casa después de hacer mandados. Según el resumen de la investigación del informe de autopsia, el asistente actuó rápidamente al sacar al actor de la piscina y llamar al 911. El informe también señala que el asistente no informó de ninguna enfermedad reciente, queja, abuso de alcohol o drogas por parte de Perry.

La autopsia concluye que el ahogamiento se considera un factor contribuyente en la muerte de Matthew Perry debido a la probabilidad de que se sumergiera en la piscina al perder el conocimiento. El trágico desenlace deja un vacío en la industria del entretenimiento y sus seguidores, recordando la vida y la carrera de un actor que dejó una huella imborrable en la cultura pop.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir